viernes, 24 de febrero de 2017

Técnicos nucleares denuncian "represalias" y maniobras "encubiertas" del CSN para reabrir Garoña

La Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear y Protección Radiológica (ASTECSN) ha denunciado que en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se están imponiendo "represalias" y una "cultura del miedo" hacia los técnicos y especialistas, con el fin de promover una "desregulación encubierta" que facilite la reapertura de la central nuclear de Garoña o el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares. La presidenta de la ASTECSN, Nieves Sánchez Guitián, ha criticado la "politización" del CSN, y ha denunciado el nombramiento de consejeros del CSN como Javier Dies (PP), del que ha destacado que fue "impuesto" por el Gobierno del Partido Popular "sin haber recibido el respaldo del Parlamento". Estas designaciones --ha denunciado-- "restan independencia" y suponen "una muestra de caciquismo".

En lo que respecta a Garoña, Sánchez Guitián ha advertido de que "nunca las evaluaciones técnicas deben plantearse como excusa de decisiones políticas". Por ese motivo, ha afirmado que "nunca se debería emitir un informe favorable para una autorización de explotación cuando se incluyen condiciones imprescindibles para poner en marcha el reactor". El permiso para la reapertura --ha añadido-- "solo debería darse si ya se han realizado las modificaciones exigibles".

La asociación también ha criticado que el Pleno del CSN --constituido por tres consejeros designados a instancias del PP y dos propuestos por el PSOE-- "no entra en materia técnica" a la hora de adoptar sus decisiones, y que a los inspectores residentes "se les ha impedido hablar directamente con los técnicos especialistas".


La presidenta de la asociación ha afirmado que la mayoría del pleno "termina aprobando lo que las direcciones técnicas proponen sin preocuparse de sus fundamentos", y que dichas direcciones técnicas "promueven una cultura del miedo, aplicando represalias cuando lo han considerado necesario".

En la misma línea, ha censurado que en el Consejo de Seguridad Nuclear "no se crean grupos de trabajo abiertos, sino que se busca la compartimentación de los trabajos y el clientelismo". Todo ello unido al "secretismo de algunos expedientes, como los de Garoña, el del Almacén Temporal Centralizado (ATC) o Palomares".

De esa forma --ha añadido-- "se genera el ambiente adecuado para promover una desregulación encubierta, sin que nadie asuma la responsabilidad por omisión por todo aquello que no se mira
Leer más...

jueves, 23 de febrero de 2017

Comunicado del Foro contra Garoña

Hoy en día, cualquier persona con dos dedos de frente es consciente del riesgo que supone la autorización para la reapertura de Garoña.
El informe positivo a la petición de reapertura de Garoña ha sido el primer para una renovación sin límite temporal. El CSN se limita a pasar la pelota al Ministerio de Energía, que podría dar también una autorización 'sine die', en contra de las recomendaciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)".
Paralelamente a estos cambios, el presidente del CSN, Fernando Marti Scharfhausen, ha enviado cinco cartas al ministro de Energía, en las que le solicita que apruebe cambios en las autorizaciones para que el proceso de renovación de los permisos sea más ágil. Una petición de oficio, que tan solo puede mostrar los intereses de los propietarios de las plantas, nunca de un órgano consultivo serio.
Es decir, se da una alianza nítida entre quienes pretenden imponernos este trágala: PP, CSN y Nuclenor (Iberdrola y Endesa) y una contestación social casi unánime.. ¿puede darse un compromiso personal, colectivo e institucional de esta mayoría social y política, que suponga un castigo real a quienes imponen Garoña y la energía nuclear? Se puede pasar de las palabras a los hechos; de la denuncia mayoritaria a la marginación y boicot de los responsables políticos y económicos de esta ruleta macabra respecto a nuestras vidas.
El respaldo del CSN es un paso previo a su posible re-apertura y muestra que este órgano es un elemento controlado por el Partido Popular, que ha nombrado a 3 de los 5 miembros del Pleno.
En marzo de 2013 y por decisión propia de la compañía propietaria, Nuclenor (participada al 50% por Endesa e Iberdrola), echaba el cierre. Ahora con más años, más obsoleta y peligrosa, con mayores costes de mantenimiento y reparación, se nos quiere vender la idea de su estado ideal y de posible funcionamiento normalizado.
El propio CSN admite los incumplimientos de Nuclenor a los requisitos previos, pero deja en manos de los propietarios cumplirlos o no. Esto supone, de facto, una exención encubierta al cumplimiento del nivel de seguridad, tal como ha advertido la Asociación de Técnicos en Seguridad Nuclear.
En 2011 finalizaron los 40 años de vida útil para los que fue diseñado el reactor, y el planteamiento de alargar la vida hasta los 60 años, supone un atropello y algo más grave, una irresponsabilidad que entraña peligro para centenas de miles de personas. Parece que, para algunos, los nombres de Chernobil o Fukushima no son suficientes para acabar de una vez por todas con la energía nuclear.
Resulta insultante este reparto teatral de papeles entre los golpistas nucleares, cuyos responsables imponen el riesgo a un grave accidente: muertes, desplazados, tierras no cultivables, y lamentos de lo que se podía haber evitado. Estos responsables, Gobierno en minoría del PP, Endesa, e Iberdrola, manejan los tiempos, trámites y discursos con descaro. Como somos la mayoría social y política, podremos hacer valer la oposición amplia, efectiva y disuasoria de imposiciones, que prevenga la posible re-apertura de Garoña
Es preciso que, en la lectura de estas líneas, podamos también fomentar la reflexión y contextualizar Garoña en el actual modelo energético oligárquico insostenible. Es necesario dar pasos en la socialización de un nuevo modelo energético alternativo, basado en la reducción de consumo, la autoproducción, la sustitución de modos y la energía renovable
El Foro contra Garoña, que agrupa a diferentes colectivos sociales, sindicales, medioambientales, así como a partidos políticos y personas individuales, reclamamos respeto al sentir mayoritario de la sociedad vasca y particularmente alavesa, contrarios a la reapertura de Garoña, negando cualquier legitimidad democrática a quien trata de imponer su reapertura, y que se termine con esta grave amenaza para la salud y la vida de tantas personas.
Leer más...

Atzoko manifestazioa

Gaur egun, zentzu izpi bat duen edonor jakitun da zer-nolako arriskua dakarren Garoña berriz irekitzeko baimenak.
Garoña berriz irekitzeko eskaerak jaso duen aldeko txostena, berez, denbora mugarik gabeko berritze baterako lehen urratsa izan da. CSNk arazoa Energia Ministerioari pasatu besterik ez du egin, eta Ministerioak ere eperik gabeko baimena eman lezake, Energia Atomikoaren Nazioarteko Agentziaren gomendioen aurka.
CSNko buruak, Fernando Marti Scharfhausenek, bost gutun bidali dizkio Energiako ministroari, eskatzeko aldaketak onar ditzala, baimenak berritzeko prozesua bizkorragoa izan dadin. Ofiziozko eskaera bat, instalazioen jabeen interesak besterik erakusten ez duena, erakunde aholku-emaile serio batek inoiz emango ez lukeena.
Hau da, aliantza garbia dago inposaketa hori ezarri nahi digutenen artean —PP, CSN eta Nuclenor (Iberdrola eta Endesa)—; eta gizartea kontra dute ia aho batez. Gizartearen eta politikaren arloko gehiengo horrek konpromiso pertsonal, kolektibo eta instituzionala hartu al dezake bere gain, Garoña eta energia nuklearra inposatzen dutenei benetako zigorra ezartzeko? Hitzetatik ekintzetara igaro daiteke; gehiengoaren salaketatik, gure bizitzei erruleta makabro hori ezartzearen arduradun politiko eta ekonomikoak baztertzera eta boikotatzera.
CSNren aldekotasuna aldez aurreko pauso bat da, berriz ireki ahal izateko; eta erakutsi du organo hori Alderdi Popularrak kontrolatua duela, alderdi horrek izendatu baititu organo horretako osoko bilkurako bost kideetatik hiru.
2013ko martxoan, eta Endesak eta Iberdrolak erdibana duten Nuclenor konpainia jabearen beraren erabakiz, itxi egin zen Garoña. Orain, urte gehiago dituelarik, zaharkituagoa eta arriskutsuagoa delarik, mantentze eta konpontze kostu handiagoak dituelarik, sinetsarazi nahi digute egoera ezin hobean dagoela eta normal funtziona dezakeela.
CSNk berak onartu du Nuclenorrek ez dituela aldez aurreko betekizunak bete, baina jabeen esku utzi du horiek betetzea edo ez. Horrek berekin dakar, izatez, segurtasun maila betetzetik ezkutuka salbuestea. Hala ohartarazi du Segurtasun Nuklearreko Teknikarien Elkarteak.
2011n bukatu ziren erreaktorea diseinatzean eman zitzaion bizialdiko 40 urteak. Bizialdi hori 60 urteraino luzatzea bidegabekeria da; are larriago, arduragabekeria da, arriskuan jartzen baititu ehunka mila lagun. Dirudienez, batzuentzat, Txernobyl edo Fukushima izenak ez dira aski energia nuklearra behin betiko baztertzeko.
Iraingarria da kolpista nuklearren arteko rol banaketa teatral hori. Haren arduradunek istripu larri baten arriskua inposatzen dute: heriotzak, lekualdatuak, laboratu ezin diren lurrak, eta saihestu zitekeenaren auhenak. Arduradun horiek (PPren gutxiengoko Gobernua, Endesa eta Iberdrola) denborak, izapideak eta diskurtsoak maneiatzen dituzte lotsarik gabe. Gizarte eta politika arloko gehiengoa garenez, inposizioen aurkako oposizio zabal, eraginkor eta atzera-eragilea baliarazi ahalko dugu, Garoña berriz ireki ez dezaten.
Premiazkoa da, lerro hauek irakurtzean, gogoeta sustatzeko eta Garoña egungo energia eredu oligarkiko eta sostengaezinaren testuinguruan kokatzeko bidea ere ematea. Beharrezkoa da energia eredu alternatibo bat gizarteratzeko pausoak ematea, eredu horretarako oinarri hauek hartuta: kontsumoa murriztea, autoekoizpena, modu batzuk ordeztea, eta energia berriztagarria.
Garoñaren kontrako Foroan elkartu gara hainbat gizarte talde, sindikatu eta ingurumen talde, bai eta alderdi politikoak eta gizabanakoak ere. Foro honetatik eskatzen dugu errespeta dadila Euskadiko gizarteko gehiengoaren iritzia, eta bereziki Arabakoarena: ez dadila Garoña berriz ireki. Edozein legitimotasun demokratiko ukatzen diogu Garoña berriz irekitzea inposatzen saiatzen ari direnei, eta eskatzen dugu bukaraz dadila hainbeste pertsonaren osasun eta bizitzarako arrisku larri hori.
Leer más...

Entregan premios a Domecq por sus toros de lidia.

Mientras la sociedad alavesa se manifestaba contra Garoña, algunos se empeñaban en celebrar la muerte y el toreo. A las 20:30, en el Andere, entregaba el premio Florito2016 a D. Borja Domecq.

Además exigían la presencia y el aplauso del alcalde, además de declararlo sumiso y monigote de otros (cuando ellos son los que exigen y quieren imponer.
Iñaki García Calvo esta orgulloso de estas amistades, de defender la fiesta del matarife y sus comilonas y premios, así como olvida el peligro de Garoña y festeja las corridas, en contra de la mayoría social

El concejal pepero de las nuevas generaciones sigue mostrando su carácter político del toreo con el acicate de todos los taurinos del club taurino alavés, en plan colegas y sobre un orgullo del arte de matar (toros)
Cuando defiende la libertad, lo hace para apoyar el disfrute de matar toros, como defender las empresas nucleares y no da la cara ante la justicia y los valores ecológicos.


Leer más...

El Gobierno vasco asegura que «está obligado a conocer si hay gas en Álava»

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha indicado este miércoles que el Gobierno vasco tiene la «obligación» de conocer si Álava contiene gas en su subsuelo y, «si es posible, aprovecharlo». Tapia ha comparecido en el Parlamento para hablar del proyecto de exploración denominado Armentia-2 que está pendiente de la evaluación de impacto ambiental del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

La solicitud de la evaluación de impacto ambiental se hizo el mes de julio del año pasado y, pese a que la ley establece un plazo de tres meses, la consejera ha reconocido que el cumplimiento de estos plazos no suele ser «muy estricto». Y ha pedido que no se hable de la posible explotación de ese proyecto y una posible afectación al acuífero de Subijana porque igual no hay una declaración positiva de impacto ambiental .

La consejera ha recordado que solo se presentaron tres ofertas para la exploración de este proyecto, que en caso de llegar a la explotación se haría por medio de una técnica «convencional», no por fracturación hidráulica (fracking). Tapia ha dado a conocer que la licitación del proyecto salió con un presupuesto de 27 millones de euros, pero finalmente si se lleva a cabo supondrá una inversión de 18 millones.

La Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (Shesa) contará con un 44 % de la propiedad del proyecto, lo que supondrá una inversión de 8 millones y, en todo caso, según ha explicado Tapia, actuará como «operador único», con su carácter público.

Tapia, que ha insistido en la «obligación» que tiene el Gobierno vasco de conocer si existe una cantidad de gas que «merezca la pena ser explotada y en qué condiciones», ha detallado que Euskadi tiene un consumo medio de 2.400 millones de metros cúbicos de gas y «produce cero». Además, ha recordado que el gas es una fuente de energía de «transición» entre el anterior modelo basado fundamentalmente en los recursos fósiles y las renovables.

En esta línea, ha subrayado que si se equipara la necesidad gasística en el País Vasco con la producción de energía solar harían falta 270 millones de paneles solares, 270 kilómetros cuadrados, o 11.000 generadores eólicos de última generación, algo que «ahora no es posible».

«Gas para 60 años» e impacto ambiental

Tapia ha recordado que los últimos estudios basados en la ejecución durante tres años de la extracción del pozo Armentia-1 y en los estudios geológicos el gas que pudiera haber en el subsuelo de la zona conocida como Gran Enara, que incluye el proyecto Armentia 2, garantizaría el suministro de gas para Euskadi durante 60 años.

Además, ha añadido que de cara a la posibilidad de que la valoración de impacto ambiental sea positiva, el Gobierno vasco ha recogido en el proyecto de presupuestos generales de la comunidad autónoma para 2017, que este jueves entregará al Parlamento para su tramitación, una partida plurianual de 4 millones de euros para la sociedad Shesa.

De cualquier manera, ha concluido la consejera, habrá que esperar a la evaluación de impacto ambiental y a los estudios posteriores que se harían si ésta es favorable para saber si es «rentable» extraer el gas que pudiera haber en la zona que, según los estudios hechos hasta ahora, puede ser «importante».
Leer más...